Desde STAR queremos poner de manifiesto, una vez más, la falta de negociación de uno de los aspectos fundamentales del día a día de los centros escolares riojanos, la convivencia. Nuevamente este Gobierno se salta la negociación y evita el tratamiento de dicha cuestión con las organizaciones sindicales representantes del personal docente.

Ya desde que se anunciara la posible derogación de la “Ley de autoridad del profesorado”, aspecto que finalmente se llevó a cabo gracias a su vinculación con los presupuestos generales, esta organización lleva denunciando las continuas irregularidades y faltas de respeto que desde la Consejería de Educación se están dando en cuanto a lo que negociación colectiva se refiere.

Ya son varias las ocasiones en las que, de motu propio, la Consejería de Educación toma decisiones sobre cuestiones que previamente debían pasar por el foro de negociación pertinente por afectar, tal cual marca el EBEP, a las condiciones laborales de los funcionarios públicos.

Ejemplo de ello son la modificación del calendario escolar, la eliminación de las jornadas especiales haciendo incrementar la jornada escolar de los maestros sin introducir como tenía comprometido elementos compensatorios, la derogación de la Ley de autoridad del profesorado camuflándola entre los presupuestos generales, etc.

Para el Sindicato STAR, aun considerando la Convivencia como uno de los pilares fundamentales de toda sociedad y por supuesto del ámbito educativo, el nuevo Decreto lo único que va a conseguir es rechazo ya que no responde, como quieren hacer ver, a un documento de consenso, unidad y trabajo conjunto de todas las partes implicadas.

Llevamos meses exigiendo el tratamiento de esta y otras cuestiones en la mesa sectorial de educación, llevamos meses exigiendo la presencia tanto del Consejero como de los subordinados al cargo para así poder aclarar tanto este como otros aspectos, situación que hasta la fecha no se ha producido.

 

Desde STAR, aun pudiendo estar conformes con varias de las cuestiones contempladas en este nuevo Decreto de Convivencia, queremos  denunciar públicamente la unilateralidad de la Consejería de Educación una vez más a la hora de introducir continuos cambios dentro del Sistema Educativo Riojano.