En el Día Mundial de la Salud Mental, STAR insta a la Administración a incrementar los recursos y la inversión en Salud Mental, insistiendo en las carencias que ya arrastraba nuestro sistema de salud en la atención a los pacientes con patologías mentales, además de las nuevas demandas que la pandemia generada por la  COVID-19 ha ocasionado en el bienestar mental de nuestra sociedad.

Por desgracia la Covid19 no solo ha incidido muy negativamente en nuestra salud física, sino que también ha afectado de manera muy importante a la Salud Mental de nuestros ciudadanos. El miedo al contagio, el aislamiento por motivos de salud en una habitación de hospital o del propio domicilio, el confinamiento prolongado en domicilios con poco espacio que ha tensionado en algunos casos la convivencia familiar, la perdida de familiares muy cercanos sin haber podido realizar un duelo en condiciones, la ansiedad provocada por la situación laboral con pérdidas de empleo y carencias económicas importantes… Todas estas circunstancias provocadas por el virus han supuestos cargas inasumibles para el estado mental de muchas personas que sin sufrir ningún tipo de patología mental previa se han visto sumidos en estados de depresión y ansiedad afectando seriamente a su salud.

Por otro lado el confinamiento ha provocado el agravamiento de pacientes afectados por problemas de Salud Mental como ha sido el caso de personas que ya sufrían episodios de depresión severa, politoxicómanos y pacientes que recibían terapias ambulatorias para el tratamiento de Psicosis u otras patologías.

Creemos que la Atención Primaria debe ser el eje vertebrador del Sistema Sanitario desde el  que ofrezca a la solución a estos problemas a través de sus equipos multidisciplinares. Para ello se le debe dotar de todos los profesionales necesarios para atender estas patologías adecuadamente. Se necesitan por tanto un incremento de estos efectivos: Psiquiatras, Psicólogos, Terapeutas Ocupacionales, Trabajadores Sociales, Enfermeras y Enfermeras Especialistas en Salud Mental, profesionales que son parte imprescindible para la atención desde una perspectiva integral de la salud biopsicosocial.

Es importante que no descuidemos esta parte de nuestro Sistema de Salud y le demos el valor fundamental que tiene para la Salud de todos los ciudadanos especialmente en estos momentos, que como ya se ha visto en la experiencia de emergencias pasadas, las necesidades de apoyo psicosocial y en materia de salud mental aumentarán considerablemente en los próximos meses y años.

Desde el Sindicato STAR, instamos a la Administración a que se aumente la inversión en los programas de salud en nuestro Servicio Riojano de Salud, infrafinanciado desde hace años, en los que se ha evidenciado una carencia crónica en la promoción, prevención y atención de la Salud Mental durante muchos años anteriores a la pandemia.

10 de octubre 2020

Sindicato STAR