La violencia de género está presente cada día, en diversos ámbitos de nuestra vida. En lo laboral, económico, político, jurídico, social, sexual.

Con diferentes formas de manifestarse, y en mayor o menor medida, la sufrimos TODAS.

En las redes sociales, en los grupos de whatsapp, en comentarios en una cena con amigos y amigas, en el reparto de las tareas del hogar, en la publicidad, en la distribución y acceso de los puestos de carácter directivo, en la moda, en el deporte, en el ámbito laboral, en el ámbito de los cuidados...

En todas las áreas de nuestra vida está presente. En ocasiones se queda en esto, pero a algunas mujeres las llegan a matar, y otras viven con el miedo instaurado en sus vidas.

Los estereotipos de género y el patriarcado con el que hemos crecido hace que normalicemos ciertas creencias, comportamientos y maneras de vivir conforme a estos patrones que, de manera general, colocan a la mujer en una posición de subordinación respecto al hombre, produciéndose una relación de poder desigual entre mujeres y hombres que es aceptada como natural, y que tiene su máxima expresión en la violencia de género.

Vamos avanzando en este sentido pero todavía están muy presentes estos roles de género en nuestra sociedad.

¿Tiene que ver conmigo?

Tiene que ver con todos, la violencia de género no es algo que les pasa a “ellas” Está todos los días a tu alrededor

¿Es un asunto personal y/o privado?

No es un problema de casa, no es algo individual, sino social y estructural. Una desigualdad estructural que pervive en todas las culturas y todos los tiempos.

No lo pases por alto, tanto si la sufres como si eres testigo de ella, actúa.

Breve

Enlaces útiles